LA ADI y McKinsey analizan implicaciones del Covid-19 en el sector inmobiliario

LA ADI y McKinsey analizan implicaciones del Covid-19  en el sector inmobiliario

Ciudad de México, a 21 de octubre de 2020.- La Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios (ADI) y la
consultora estratégica global McKinsey & Company, realizaron este miércoles el seminario “¿Cómo
navegar la nueva normalidad? Implicaciones post Covid-19 en el Real Estate: sector comercial y oficinas”,
en el que la consultora presentó un análisis sobre el estado actual y perspectivas de esta industria
inmobiliaria en México, a partir de los efectos generados por la pandemia del coronavirus en los
segmentos de retail y oficinas en el país.
Durante el encuentro virtual, en el que participaron directivos y socios de la ADI, el presidente de la
Asociación, Enrique Téllez Kuenzler, destacó el interés del sector por entender las implicaciones y
acciones que se están tomando en el país y en otras partes del mundo, para así definir las mejores
alternativas que tiene esta industria para salir de la crisis.
Respecto al escenario del sector, Pablo Ordorica, Socio Senior de McKinsey & Company, aseguró que no
se va a regresar a la “antigua normalidad”, pues esta pandemia está modificando la estructura de los
mercados. Apuntó que las ganancias y márgenes están cambiando dramáticamente al Real Estate, por lo
que las compañías deben actuar, y como parte de esto, es esencial apuntalar la colaboración entre el
sector público y el privado. “En tiempos de crisis es cuando las empresas que son realmente líderes, se
diferencian de las demás”.
Sobre el impacto del Covid-19 en la cadena de valor de la industria, el especialista reconoció que, si bien
algunas áreas han sido muy afectadas, hay otras que presentan amplias oportunidades para su
recuperación, debido que las desarrolladoras se están adaptando y han tomado acciones para asegurar
aspectos de salud e higiene.
Por su parte, Rob Palter, Socio Senior de McKinsey en Toronto y líder global de la práctica de bienes
raíces de McKinsey, explicó que en el caso del mercado de oficinas en México, aunque ven una
evaluación más racional respecto al dilema de no regresar a ellas o volver al 100 por ciento, todavía
persiste nerviosismo entre los mexicanos por salir de casa, por lo que aseguró, el futuro de este rubro se
verá cuando la gente empiece a sentirse bien acerca de salir.
Como muestra del impacto de la crisis en este sector, Palter apuntó que tan solo en el tercer trimestre
del año hubo una reducción en la demanda de casi 200 mil m2 de oficinas en la Ciudad de México, por lo
que el reto estará ahora en ver qué tan rápido se pueden adaptar estos espacios para ofrecer confianza y
flexibilidad durante el regreso de los empleados.
Para entender más el fenómeno que se observa en el segmento de oficinas, Palter habló de la
percepción sobre la nueva forma de trabajar y las tendencias en Estados Unidos, donde si bien en los
primeros meses del confinamiento más del 66% de los estadounidenses creían ser más productivos
trabajando desde casa, esto ha ido cayendo, entre otras cosas, porque la gente se está cansando y
aburriendo en el hogar, aseguro.
Explicó que, de acuerdo con diversos estudios, la interacción de las personas es fundamental para las
negociaciones, la inducción de nuevos empleados y la adopción de la cultura organizacional de las
empresas, entre otras necesidades, por lo que la tendencia apunta a un modelo híbrido y flexible de

trabajo: físico en oficinas y tecnológico desde el hogar. Aunque esto implicará una posible reducción de
demanda en espacio, aseguró se requerirán nuevos espacios de “colaboración” -no oficinas privadas-
cuando la gente esté dispuesta a regresar a las oficinas, la cuales requerirán de acciones concretas que
garanticen seguridad sanitaria.
Por último, en el caso de comercios minoristasy centros comerciales, Palter dijo que no obstante el
escenario para este rubro en México actualmente se ve complejo -en tanto la gente busca más cercanía
y facilidad de las tiendas-, está la tendencia registrada en otros países, donde una vez que la gente
empezó a sentirse más segura, regresó a los espacios comerciales, por ser parte de las actividades de
entretenimiento de la población.

Sobre la ADI
La Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios es organismo cúpula del sector inmobiliario en México,
integrado por 80 de los desarrolladores más importantes del país. Su objetivo es impulsar el desarrollo
urbano integral que mejore el entorno de sus habitantes con desarrollos inmobiliarios seguros,
sustentables e inclusivos. La actividad del sector inmobiliario impacta a más de 48 ramas de la industria,
que en conjunto contribuyen con el 15 por ciento del PIB del país.

McKinsey 4 2020 10 21 10 09 52

*
Contacto de Prensa ADI
Israel Alvarez | Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Cel: 55-4577-0826